domingo, 18 de octubre de 2009

Castillos en el aire

Soraya y yo nos compramos una papeleta para jugar el Euromillón que tiene de bote 43 millones de euros, casi ná¡¡¡

Siempre que compramos algún boleto comenzamos a soñar, primero por lo más urgente, un pisín curiosín, un coche para poder andar pá allá y p´a cá… y luego  me pongo a pensar y me encantaría tener un castillo. No uno de esos pijos y aburridos tipo Buckhingam  (creo que se escribe así) no  un palacio de nueva rica, sino un castillo de piedra, con sus almenas, sus pasillos, sus sótanos  y habitaciones secretas, con caballerizas y caballos, una zona de tiro al arco, con un montón de espadas (melladas), escudos…y montar en verano campamentos para niños, con temática medieval, aprender a convivir con el medio ambiente, reflexionar sobre la historia medieval, qué pasaba con las jerarquías estamentarias y con la sociedad. Por qué las mujeres cumplían un papel y los hombres otro e intentar recrear de manera equitativa y construir un mundo de fantasía, cooperativo, participativo e igualitario. Y hacer juegos de rol reales por el castillo.  Y luego en invierno, convertirlo en un balneario y una especie de casa rural, con conciertos de música celta por la noche y veladas a la luz de la luna…

Es un bonito sueño, sobre todo porque con el suficiente dinero podría montarse para niños que vienen de familias sin recursos, sin que les cueste nada…

De momento y hasta que no toque una cuantiosa lotería es sólo un castillo en el aire…

castillos1  castillo4

 castillo3

Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro