martes, 29 de septiembre de 2009

Vuelta de vacas

 

Ahhh que cortas¡¡¡ pero qué bien nos sentaron¡¡¡

Ahí van las fotucas, son las primeras vacaciones, que duran más de una semana, que paso con Soraya…

Vacaciones 2009 027

Como todos los viajes que empiezo, éste comenzó aquí, en la estación de autobuses de Gijón…

 

Vacaciones 2009 068

Ésta es Playa Flamingo, en el norte de Lanzarote, está a cinco minutos del hotel… la de la foto es una autóctona.. jaja.

 

 

 

Vacaciones 2009 064 Más playa. Nos llovió un par de días y Soraya se mosqueó un poco porque la guía nos había dicho que en Lanzarote sólo llovía veinte días al año y nosotras vamos y pillamos dos, si es que…

Vacaciones 2009 243 La Graciosa desde Lanzarote.

Vacaciones 2009 113 Nuestro bungaló con terraza y todo (era más grande que mi casa qué fuerte¡¡)

Vacaciones 2009 095 Aquí podéis ver los nubarrones que  nos acompañaron durante tres días, menos mal que hacía calor¡¡¡

Vacaciones 2009 084 Y éstas son las fotos que se sacan cuando el tiempo está revuelto, chula eh?

Vacaciones 2009 322 A la vuelta, parada en Madrid para ir al concierto de Rosana, qué pedazo de mujer¡¡¡ qué concierto más chulo¡¡¡¡ que directo tiene¡¡¡ que …¡¡¡¡ no sigo que me da pachungo¡¡¡

Vacaciones 2009 314 Ais…

Y además es una tía comprometida, (podría mojarse más con algunos temas, pero qué se le va a hacer…)

En conclusión, que volvemos relajadas y descansadas para afrontar el reto de este nuevo curso con ganas y con ilusión.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Otra vez “Ella”

Estamos en el concierto de esta mujer, oleoleole¡¡¡¡

Concierto en las ventas¡¡¡ alala a saltar y a brincar con la canariona¡¡¡

Pero nunca “Para nada”…


lunes, 21 de septiembre de 2009

Composición

 

 

Cuando el mundo era un Paraíso de palabras, te conocí.

Desconozco si ese Paraíso llegó antes o después de ti.

Un olor o un sabor para describirte.

Las palabras se vuelan ante tu esencia

Y el tiempo se deshace en las nubes y en el sol y en el mar.

Y el tiempo se va y no vuelve. Por más que intente apresarte

Entre las finas partículas del viento, que me traen tu olor

Anillado al recuerdo de tu cuerpo y de tus manos.

Manos que fueron capaces de apresar las notas de un violín y de un piano. Y que compusieron durante noches y noches notas y deslices debajo de las sábanas. Y saberte y quererte. Y amarte sin palabras para no matar los momentos en los que las miradas se funden y se besan y se aman también.

Y rescatar del recuerdo todo lo que huela a ti, lo que sepa a ti, lo que toque todo lo cercano a ti. Y atraparlo y esconderlo y no dejar que nada ni nadie

Ni siquiera tú, aún procediendo de ti, me lo robes, te lo lleves y me dejes, sola y olvidada. Ni los amaneceres, ni los desayunos somnolientos que te serví, ni los besos de despedida, ni los besos disimulados. Ni tus manos que buscaban las mías debajo de las mesas, como si no quisieran llegar hasta allí. Ni el dolor, ni las lágrimas que te arranqué ni las que sacaste de mí.

Nada, nada de eso dejaré para la muerte de la memoria.

Y cantaré una canción que me recuerda el dolor de estos días, y otras canciones,

Las otras que compusimos en mi cama, cuando sólo las notas volaban y se posaban en tu nariz y entonces tu sonreías... y yo sonreía. Y no había más mundo que nuestro mundo.

Y tu cuerpo era piano y mi cuerpo era violín. Y volábamos en las notas y resonaba el eco de las olas del mar, allá a lo lejos. Cuando se lo contábamos todo. ¿Te acuerdas?

...Y una canción duele tanto...

Todo esto me lo guardaré para mí. Se quedará encerrado en mi habitación hasta que los recuerdos pidan a gritos respirar, marcharse, volar, y mi vida vuelva a estar vacía. Vacía de ti y pueda dejar un hueco para cuando alguien que llegue quiera ocuparlo y llenarlo con su vida y esencia. Y entonces volveré a comenzar, porque cada esencia viene con palabras distintas y diferentes, y compondré otras canciones y lloraré otras lágrimas y besaré otros besos y otros labios y otras manos dejarán su marca....

Y el mar seguirá siendo testigo, y las nubes que siempre se paran

Delante de mi ventana, será porque siempre las saludo, como cuando era niña

Y le decía hola y adiós a todas las cosas.

... De niña no era tan difícil...

Y la brisa traerá nombres y pequeños y grandes dolores. Y los olores del mundo se mezclarán, en el invierno, cuando el calor sale de las casas y un rubor de frío cubre las mejillas, y un día es como otro día, y las noches son todas iguales, y las cosas adquieren un color sepia, el color de lo antiguo y de lo tranquilo. Y las hojas de los árboles se mueren de frío, marrones y claras y el mundo se muere. Y el mundo se congela y se para, y sólo apetece tomarse una infusión humeante, y el cuerpo busca abrazarse para encontrar el calor, y los amigos están ahí, y los amores siguen ahí...

Y todo sigue ahí... hasta que llegue la primavera y revivan los colores, y el verde y el azul vuelvan y todo vibre y nosotras sintamos que todo vibra, que nuestro cuerpo vuelve a vibrar y que algo vibró entre nosotras. Pero ya no seremos las mismas. Un invierno y miles de sueños se colarán y enturbiarán nuestras miradas. Y yo buscaré renacer en otra esencia y otro sueño. Y tú soñarás con otra esencia y otro sueño... Y el mundo habrá girado y nosotras habremos girado... por eso lo escribo y lo atrapo todo ahora. El viento anuncia la llegada del olvido... y de las noches frías y de los días repetitivos. Y quiero apresarlo, apresar todo lo que significó entre nosotras.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Ontología

 

Tú existías en mi cama,

En la esquina entre el cielo y mi boca.

En las rendijas por las que se

colaba mi sueño.

…Que sabía tan dulce a tu lado…

Existías y te veía.

Desnuda, te recogía

pequeña, abrazada en mi mirada.

Mis manos te descansaban cada noche.

Y beso a beso

Te volviste reina y danza.

Los anocheceres no terminaban nunca.

Y el alba se excusaba de llegar

Y encontrarnos, en la alcoba y a oscuras

…Tan llenas de nosotras en nosotras…

Con el día, sólo las sábanas descansaban

Para acogernos y mullirnos

Cuando los soles corrían a enamorarse de las

Lunas.

A veces, sólo a veces, consigo

recordar todas las noches.

Unirlas en una. Y saborear cómo

Alguna vez, exististe en mi cama.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Hoy ya no te veo como antes

 

No se cómo fue

Ni cómo ocurrió.

Las nubes y la brisa

Siempre me hablaban de ti.

 

Tu olor impregnaba

Todas las cosas.

En el café de la mañana

Llegabas a mí en el primer sorbo

Contigo comprobaba si el café

Tenía suficiente leche y azúcar

Y llegabas a mi estómago

Despertándolo y dándole los buenos días.

En el descanso entre clase y clase

La última palabra del profesor

Se anillaba con el recuerdo de tu voz

Gorgoteante y cantarina.

Y mi cuerpo

Sepultado por las mantas

Sin tenerte a mi lado

Porque por mucho que te

Amara durante estos años

Son demasiados recuerdos

Demasiados sueños.

Y sólo tu añoranza duerme

A mi lado.

El mundo rezumaba los fluidos

De tu presencia.

Pero hoy

Exactamente hoy.

No será mañana

Ni aún el presente

Sino hoy

Ya no te veo como antes.

Ya no encuentro tu magia.

Ya no me paro a pensar

Que estarás haciendo

Mientras escribo.

Quizás me estoy haciendo

Mayor ya

Para soñar tanto.

Tú seguirás siendo tú

Aunque no ya no te vea

Como antes.

O a lo mejor ya no serás tanto tú

Porque yo también formo

Parte del tú que tú eres

Para mí.

Aunque esto ya no importe

Seas tú o no.

Ya no te veo como antes.

Ya no te amo

Y podrás seguir siendo tú sin mí

Aunque no lo sepas

Y no tenga sentido ya

Que te cuente

Lo enamorada

Que estaba

Del tú que

Durante mucho tiempo

Fuiste para mí.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Gijón desde el mar

Después de este parón bloguero, debido a algunos problemas técnicos con el ordeñador… he vuelto¡¡¡ Y entre otras cosas para deciros que, mientras la mayoría del personal arranca a currar después de las vacaciones… dentro de 10 días me voy¡¡¡ a Lanzarote con Soraya¡¡¡ oleole¡¡¡ mar, hotel, buffet libre, aire libre, mi novia y yo… y nada más¡¡¡ oleoleole¡¡¡ ya os contaré…

Hoy os cuento una pequeña excursión que hicimos en barco por la costa de Gijón. Nunca había visto Gijón desde el mar, ahí van las fotos.

Al final sale un aviso que siempre quise fotografiar, adivinad donde está. sólo una pista: está en un lugar emblemático de Xixón.

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro