lunes, 16 de febrero de 2009

El camino hacia los sueños es muy largo










Esta frase: El camino hacia los sueños es muy largo, me la dijo ayer Soraya, mientras me daba un beso para irse a dormir. Llevaba dándole vueltas al título de este post y ala, ahora lo tengo.





Quería hablar de caminos, tanto de los físicos como los que dice Soraya, los de los sueños. Y es que los viajes dan lugar a la proyección, a imaginarse que habrá al final del mismo. Es por eso que me encanta viajar, atravesar la geografía de nuestro país. Preguntarme cómo será la gente de los pueblos que no conozco, cómo vivirán en la meseta, o en una ciudad grande como Madrid en la que todo el mundo va corriendo de acá para allá.


Quería hablar de los caminos, de los míos, porque este fin de semana me fui a Madrid y me traje muchas ganas de hacer cosas, de seguir en el activismo a pesar de los dolores de cabeza que me da a veces. Me encanta quedarme ensoñada. Hace años intentaba adivinar hacia dónde me llevarían mis pasos, y no se me ocurrió, en ningún momento, que llevaría la vida que llevo ahora. Ni trabajar en una sidrería, ni llevar un programa de educación ni vivir con Soraya, con la persona con la que comparto mi vida, mis sueños y mis ilusiones.


Eso es escribir, trazar un camino, crearlo a partir de la nada. Marcar un sendero, una historia...

En "la historia interminable" los personajes siguen los senderos de un mundo, fantasía, a punto de desaparecer, recorren el camino que va desde la realidad a la fantasía y saltan y corren a través de él... Es un libro para niños, pero cuando no se ve el camino claro, recomiendo su lectura.
























Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro