domingo, 13 de septiembre de 2009

Hoy ya no te veo como antes

 

No se cómo fue

Ni cómo ocurrió.

Las nubes y la brisa

Siempre me hablaban de ti.

 

Tu olor impregnaba

Todas las cosas.

En el café de la mañana

Llegabas a mí en el primer sorbo

Contigo comprobaba si el café

Tenía suficiente leche y azúcar

Y llegabas a mi estómago

Despertándolo y dándole los buenos días.

En el descanso entre clase y clase

La última palabra del profesor

Se anillaba con el recuerdo de tu voz

Gorgoteante y cantarina.

Y mi cuerpo

Sepultado por las mantas

Sin tenerte a mi lado

Porque por mucho que te

Amara durante estos años

Son demasiados recuerdos

Demasiados sueños.

Y sólo tu añoranza duerme

A mi lado.

El mundo rezumaba los fluidos

De tu presencia.

Pero hoy

Exactamente hoy.

No será mañana

Ni aún el presente

Sino hoy

Ya no te veo como antes.

Ya no encuentro tu magia.

Ya no me paro a pensar

Que estarás haciendo

Mientras escribo.

Quizás me estoy haciendo

Mayor ya

Para soñar tanto.

Tú seguirás siendo tú

Aunque no ya no te vea

Como antes.

O a lo mejor ya no serás tanto tú

Porque yo también formo

Parte del tú que tú eres

Para mí.

Aunque esto ya no importe

Seas tú o no.

Ya no te veo como antes.

Ya no te amo

Y podrás seguir siendo tú sin mí

Aunque no lo sepas

Y no tenga sentido ya

Que te cuente

Lo enamorada

Que estaba

Del tú que

Durante mucho tiempo

Fuiste para mí.

Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro