domingo, 2 de noviembre de 2008

El terror




Y por supuesto el terror... ésta es la carátula de "28 días después", un thriller inglés que ataca los nervios, lejos de las películas de terror americanas. El terror no se lee tanto como se "ve" en las películas. Lo que más me llama la atención de este género es que usa las descripciones de los lugares y las situaciones para dar el "toque" de tensión. En las películas este toque se consigue a través de la música, como los violines de Tiburón, o la B.S de "El Exorcista" y los juegos de luz.
Actualmente la tensión en las películas de terror sobre todo en las psicológicas, se consigue a través de grabar "la ausencia"; ese espacio y ese tiempo que marca la diferencia entre la realidad y el espacio y el momento del monstruo (sea un monstruo de los feotes que se lo comen todo, o el psicológico) fijaos, en todas las películas a partir de los 90 aparece ese momento... sólo hay que buscarlo a lo largo de las películas...

Si he escogido esta película es por la crítica que hace por detrás de la historia misma... os la recomiendo, no va sólo de un virus que convierte a los infectados en asesinos... os lo prometo...
Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro