lunes, 14 de diciembre de 2009

Noche extraña

 

¿Sigues ahí?

Ayer te vi

Adoptaste una posición

Muy lasciva.

Como cuando yo estoy excitada.

Exactamente en esa postura.

Luego me enseñaste tus pechos

“¿Te gustan?”

Preguntaste en silencio, sólo con tu mirada.

Los observé, también en silencio

Y luego mi pensamiento se perdió

Aparté mi mirada de tu cuerpo

Y se quedó olvidada por la superficie porosa

De la pared del techo.

La atravesé llegando al oscuro mundo

Donde no existen las palabras.

Tú no me quitabas el ojo de encima

Cansada también,

Hasta que volví de mi ensueño.

Y cuando apagué la luz

Agotada de jugar contigo

Que me miras desde ahí arriba.

Siempre desde el techo

Dejo de verte y

Sólo quedan las estrellas

Tímidas y brillantes

Colgando del cielo.

Y cerré los ojos

Poquito a poquito

Cuando ya nos uníamos las dos

Aunque nunca en tu lado del espejo

Y volvía a ser la única yo

Que se tapaba con la manta y dormía.

Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro