lunes, 15 de marzo de 2010

PRESENCIA ERÓTICA

Me recreo en un mundo que no existe, en una vida que no existe. Una historia en la que la protagonista seas tú. No te otorgaré el derecho a recibir un nombre, simplemente serás la Descolocadora, esencia que pasa de un ser a otro ser… a veces eres alta, otras bajita… rubia o morena, no eres una persona concreta, habitaste en todas ellas y vivirás en las que quedan por venir. Estarás en todas aquellas que consiguen tocarme el alma con sus miradas.
Para empezar estudiaré tu mano.
Su quehacer, su sentido, su estrechura
Y contaré sus dedos a media que
Se vayan entrelazando con los míos.
Sentiré tu palma sin tener que aplaudirte.
Y cuando ya conozca todas las partículas
que componen tus manos
seguiré por la autopista
de tu columna vertebral.
Contaré todas sus vértebras.
Una a una
Para comprobar que no falta ninguna.
(cosa extraña puesto que cuando
me amas, tu voluptuosidad se vuelve sinuosa
como si tu columna fuera una serpiente.
Una cruel y a la vez tierna serpiente. Y las
Leyes de la física no existieran en nuestra cama)
Surcar sus huecos y ángulos
Humedecerlos, cantarle una canción a sus
Adentros…
Alzar la voz desde su interior.
Gritar su grito.
Gritar su jadeo.
Afinar sus cuerdas vocales al tacto
Y a mi contacto…
Oler su olor
Aspirarla suavemente
Y que oxigene mis pulmones…
Y cuando por fin de mis manos salga una tesis
Sobre tu cuerpo. El mejor tema que se me ocurre
Para realizar un meticuloso, estricto y concretísimo
Trabajo sobre tus partes y bibliografías… me sentaré, a modo
De epílogo y conclusión en la cama, a tu lado. Y te observaré
Mientras duermes, para que me hables sin las palabras
de este mundo, que no sirven para nada cuando
el mundo es nuestra alcoba y tu sueño… cuando tú duermes para mí
y solo existe tu respiración acompasada con los latidos de mi corazón.
Aire de tu aire que me das para seguir respirando.
Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro