jueves, 9 de septiembre de 2010

Sobre pasar la tarde en la Cuesta del Cholo con las primas o que te enseñen a decir “que no tienes APETITO”

Ja, ja no sé si parece más una historia sobre quedadas con chonis o sobre el encuentro de una familia numerosa para pasar la tarde¡¡¡

En realidad fue un cafetín que nos tomamos Marcelilla y yo en la Cuesta del Cholo (el bar es que se llama así, un nombre muy choni). Las primas eran de esa “familia bolleril” que siempre nos encontramos, por suerte, allá donde vayamos, y lo del APETITO así en mayúsculas, abriendo la boca mucho jajaja… es una lección de repris que me dio Marcelilla para guardar en la recámara y usarlas en esas ocasiones en las que  te invitan a comer algo que no te apetece nada…

Nos pusimos al día, la verdad es que hablar, hablar, lo que se dice hablar tranquilamente, nunca habíamos hablado. Caleyeando es difícil porque estoy pendiente de las mesas, sólo me da tiempo a preguntarle qué tal están, a ella y a MyM, llevarles la comida, aplaudir por su buen gusto para escoger platos y volver al curro, aunque siempre nos da tiempo a echarnos unas risas y cuando no caleyeamos, solo nos reunirnos en ocasiones en las hay mucha gente… como partidos de fútbol, caleyeras us santeras, ver una final de un mundial que a mi ni plin ni plan pero como hay que socializar pues ala… un viaje a Foz divertídísimo…

Y hoy nos sentamos, con un sol prestosín, viendo pasar a las “primas” y hablamos y nos reímos…me preguntó que qué tal estaba…una pregunta que últimamente me cuesta responder, le conté las cosas que me estaban pasando, me contó las cosas que le pasan a ella…en fin que conocí un poco más a esa tía divertida que cuando viene a caleyear  revuelve a camareras, cocineras e incluso client@s  con sus comentarios y sus risas, con sus piropos y sus respuestas. Siempre sonriente y que hace que te rías incluso antes de llegar a la mesa porque sabes que algo va a decir seguro¡¡¡.

Descubrí que también sabe ser muy seria con las cosas de la vida, que sabe escuchar y  alegrarte la tarde contándote cosas y con su manera de hablar… Marcela,  deberías venir con receta médica guapa¡¡¡¡

 

GRACIAS MARCELA¡¡¡¡

chicas (la rubia alta es Marcela…y la morenaza yo¡¡¡ jajajja, un poco más bajita eso sí¡¡)

( Por cierto sigo dándole vueltas al blog…es que con tantas cosas que le puedes poner no me decido¡¡¡)

Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro