domingo, 2 de enero de 2011

Cuando faltan las palabras

(Escuché/leí este poema y se me puso la piel de gallina y me salió esto, como dice Neruda, vino a buscarme)

 

Cuando faltan las palabras

y el vacío se instala ahí,

ahí, entre el vientre y la boca.

Cuando las calles, de repente, tienen sabor. Calles saladas, tristes, amargas, anónimas.

Y no me gusta pasar por las calles que saben a soledad. Las evito, las esquivo, las rodeo. Intento saltarlas e ignorarlas.

Cuando tu noción de belleza cambia, y  se instala

ahí,

ahí entre el vientre y la boca.

Cuando la belleza tiene vida, vida propia y la sigues y te lanza y te sacude y te voltea y te niega y te olvida y la persigues…

Y te encaras a ella y sientes ese vacío

ahí,

ahí entre el vientre y la boca.

porque  faltan tantas palabras…

Publicar un comentario

Pincha en la carátula para leer el primer capítulo (es una pasada¡¡)


leer en el libro



Dentro del Libro